22 octubre, 2017

Destacaron el avance de la genética en importante muestra ganadera desarrollada en Balcarce

Cumplidos los remates de la 11ª edición de La Nación Ganadera, desarrollada este fin de semana en Balcarce, hubo plena coincidencia en la positiva calificación de parte de los responsables de las ventas: Álzaga Unzué y Cía., y Fontana y Cía. S.A.
Ignacio Gómez Álzaga, presidente de Álzaga, Unzué y Cía., describió: “En este tipo de remates los compradores eligen mucho, por eso a la vista de los precios podemos decir que han sido muy buenos”. “En el caso de los toros Angus han sido todos valores muy razonables, y quedaron muy pocos sin vender, pero también hubo compradores que se fueron sin comprar porque esos toros no iban para sus necesidades. Por eso fue un buen remate”, dijo. Un detalle es que los toros de más de dos años salen todos a la venta, es una obligación; no así los de menos de dos años porque tienen oportunidad de competir en otras exposiciones. “Evidentemente el ganadero apuesta y le pone toda la garra. Quieren hacer negocios y producir, en bien de ellos y del país”, agregó Horacio San Martín, de Fontana y Cía. S.A. Federico Córdoba, martillero del evento, apreció que “se ve claramente que la gente elige los toros de pedigrí y paga porque sabe que eligió calidad”. La jerarquía de los remates también se observó en la presencia de compradores llegados desde varios lugares, como Ayacucho, Mar Chiquita, Lobería, Olavarría, Tandil, 9 de Julio, Benito Juárez, Lezama, Entre Ríos, Uribelarrea, Bolívar, Tres Arroyos, y Balcarce.
Los toros Angus hicieron un promedio de $ 124.260 (se vendieron 23 de los 36 ofrecidos). El precio máximo pagado fue $385.000, por un animal adquirido por un Consorcio de Cabañas: La Rubeta, Don Carlos, Bototí Picú, La Angelita y Genética Global.
En la tarde del último día de LNG se subastaron las otras razas. Entre ambas casas consignatarias reportaron 24 animales Hereford; 14 ejemplares Shorthorn; 46 Limousin; y 44 Limangus.
“La genética es una de las patas importantes para que la ganadería argentina empiece a crecer. Hay que tener buena genética para hacer un buen producto, y después administrarlo y comerciarlo bien. Son cosas muy útiles para las producciones”, reflexionó Gómez Álzaga, y agregó: “Lo que hace La Nación es muy bueno, porque junta parte de lo mejor de la ganadería con el conocimiento y tecnología del INTA”.
Acerca de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, Gómez Álzaga sostuvo: “está impactando muy fuertemente, con zonas muy comprometidas, y todavía estamos en la salida del invierno que no es el momento ideal como para que los campos estén en buenas condiciones. No solamente hay quienes no pueden comprar hacienda, sino que el estado de los caminos le impide el paso tanto al que compra como al que vende”.

INTA: DATOS Y CONOCIMIENTO AL SERVICIO DEL PRODUCTOR

El vicepresidente del INTA, Ing. Mariano Bosch, recorrió la 11ª edición de La Nación Ganadera elogiando la genética expuesta, las actividades institucionales, la maquinaria que se exhibe y los precios obtenidos en los remates.
“Acá hay muchos datos y mucho conocimiento para aplicar en los campos, adecuándolos a todos los sistemas de producción. Esta muestra llega en un momento económico, climático, político e institucional muy oportuno para que la ganadería ocupe el lugar que tiene que ocupar”, dijo. “Es una demostración cabal del valor de la alianza entre el productor y el INTA”, expresó Bosch, definiendo a La Nación Ganadera que terminó hoy y que “reunió a las razas más importantes del área templada del país”.
En un mismo sentido, Carlos Mezzadra, Director del INTA Balcarce, juzgó “fundamental la articulación público-privada como potenciación de capacidades. Es una conjunción altamente favorable que casi no tiene puntos flacos y apunta a una interacción cada vez más positiva”. “En estos momentos que se habla del boom ganadero, esto nos energiza y desde esta Experimental del INTA que tiene fuerte ligazón con la ganadería podemos aportar un granito de arena muy importante”, resaltó Mezzadra.
“Acá estamos acompañando la realidad del productor, sus problemas específicos, y les ofrecemos alternativas de solución con medidas concretas”, dijo acerca del INTA Balcarce, destacando “el trabajo que se hace con la cámara de medición de flujo controlado para emisión de gases de efecto invernadero, que es una herramienta estratégica para que Argentina pueda ubicarse en el contexto mundial con resultados concretos. No podemos dar datos aún, porque son muy preliminares, pero a muy corto plazo los vamos a tener”, concluyó Mezzadra.

INSEMINACIÓN: UN RECURSO CADA VEZ MÁS PRESENTE

Una de las carpas que el INTA dispuso en esta 11ª edición de La Nación Ganadera se destinó especialmente a la “Biotecnología de la Reproducción”.
“Lo que nos interesa es que la gente pueda ver las biotécnicas reproductivas que tenemos para aplicar en las especies domésticas. Desde lo que se utiliza en el macho (evaluación de calidad seminal) hasta los trabajos con hembras que van desde la inseminación, la sincronización, la producción in vitro de embriones, donde juntamos las dos técnicas. Como también la producción de clones y animales genéticamente modificados”, describió Federico Horboz, Veterinario Genetista e Investigador del INTA.
“Poco a poco el productor de ganadería bovina está aplicando la inseminación artificial a tiempo fijo, sin detectar el celo. Eso le permite tener un manejo programado”, aclaró Horboz.
También mostraron las posibilidades de inseminación en ovinos. “La particularidad acá es que únicamente se puede usar semen fresco o refrigerado”, dijo.
En el espacio, equipado con la tecnología que el organismo cuenta en EE Balcarce, se demostró cada técnica, extracción, valoración de semen y producción de embriones in vitro.
Fuente: Diario La Vanguardia

Comentarios

Comentarios