23 septiembre, 2017

Las intensas lluvias agravaron la inundación en toda la zona agrícola

Las lluvias de las últimas horas agravaron la situación en las zonas ya inundadas en las provincias de Buenos Aires y La Pampa y frenaron el inicio de la siembra de granos gruesos con el maíz en otras regiones que se preparaban para la nueva campaña. En general, hubo acumulados de entre 30 y más de 100 milímetros.
Las lluvias fueron particularmente intensas en zonas que ya estaban inundadas en el centro bonaerense.
“Tuvimos lugares de 30 a 160 milímetros; es un desastre. Hay zonas muy complicadas”, señaló a Fernando Alzueta, presidente de la Sociedad Rural de Bolívar. En esa región llevan acumulados 1500 mm en lo que va del año, casi el doble de lo que suele ser la media anual normal.
“Se complicó todo aún más. Se frena el inicio de la campaña en Buenos Aires y La Pampa”, indicó Esteban Copati, analista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. “Va a quedar área sin sembrar”, agregó.
Entre otros lugares, además de los hasta 160 mm en Bolívar, en foros de Whatsapp y en la red Twitter los productores informaron 70 mm en Tapalqué, 90 mm en Carlos Casares, 50 mm en Balcarce, 80/100 mm en la zona de Tandil, 90 a 105 mm en Azul, 50 mm en Rauch, 48 mm en Salazar, 30 a 60 mm en Pehuajó, 30 mm en Daireaux.
En 30 de Agosto, en el partido de Trenque Lauquen llevaban registrados 60 mm. “La zona ya venía muy complicada. Así no va a arrancar la campaña”, contó Guillermo Villagra, productor.
Hay inclusive lugares que están tratando de terminar la última cosecha en pleno septiembre, por las sucesivas complicaciones por la falta de piso “Terminamos 15 hectáreas con soja y nos quedan 300 de maíz en Henderson, el 80% con agua”, contó Fernando Reynolds.
Fuente: La Nación

Comentarios

Comentarios