23 septiembre, 2017

Culminaron las actividades de difusión de un estilo de vida saludable

Impulsadas por las autoridades del Sistema Integrado de Salud Pública, tuvieron lugar durante la semana pasada, distintas acciones que se organizaron con el objetivo de promover la cesación tabáquica, la alimentación saludable y la actividad física, en el marco del programa municipal Cuidemos el Corazón.
Las actividades comenzaron el lunes de la semana pasada y tuvieron su gran cierre ayer, aunque por cuestiones climáticas, el corazón gigante interactivo de comunicación y prevención que estaba previsto en el playón del dique, debió instalarse en la explanada del Palacio Municipal.
La iniciativa respondió a un proyecto para “difundir y concientizar sobre la importancia de la prevención de la salud, los buenos hábitos y la lucha contra las enfermedades cardiovasculares”, explicaron las autoridades del Sistema Integrado de Salud Pública.
La doctora Sandra Fraifer, Vicepresidente del SISP, explicó que el Municipio viene trabajando desde 2009 con el programa Cuidemos el Corazón e implementando diferentes políticas públicas relacionadas con una vida más sana.
Este año “las acciones están enfocadas a promover la alimentación saludable; menos sal, más ejercicio; y cesación tabáquica, factores que tienen que ver con enfermedades y que son la principal causa de mortalidad en el país y en el mundo”.
“Hay un fuerte aumento de prácticas en los niños y adolescentes que van de la mano de estos factores de riesgo”, advirtió. Concretamente, expuso que “hoy 1 de cada 5 chicos, tiene sobrepeso; y 1 de cada 9, obesidad. En algunos barrios de Tandil, 1 de cada 5 adolescentes tiene obesidad y en general más de la mitad lleva una vida sedentaria”.
Y agregó que “en los últimos diez años, se triplicó en la provincia de Buenos Aires el consumo de bebidas azucaradas y en los argentinos el 25 por ciento de las calorías que consumimos provienen de las mismas”.
Por lo tanto, la doctora Fraifer aseguró que desde el Sistema Integrado de Salud Pública están convencidos de que “para modificar la cantidad de hipertensos, diabéticos y de infartos, que siguen siendo las principales causas de muerte, hay que intentar vivir de otra manera. No fumar, comer con menos sal, ponernos en movimiento y tener una alimentación más saludable. Y nosotros, como adultos, debemos propiciarlo”.
Durante la semana que pasó, las actividades consistieron en la entrega de folletería y, a los fumadores, una manzana a cambio de un cigarrillo. “Lo que pretendemos es fomentar la cesación tabáquica y la alimentación saludable, reforzando todo lo que diariamente decimos adentro del consultorio, pero saliendo un poquito más y diciéndoselo a la comunidad en la calle”, explicaron.
Además, en el Hospital de Niños se desarrolló una capacitación sobre espirometría, que tiene que ver con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y contó con la presencia de representantes del Ministerio de Salud de la Provincia. Y también se realizó un taller de cesación tabáquica”.
Finalmente, ayer, frente al Palacio Municipal, se puso en marcha un corazón gigante, interactivo, donde era posible ver cómo se producen los infarto, cómo una arteria tapada se beneficia con la actividad física y además ofreció juegos para los más chicos.

Comentarios

Comentarios