Construyen otro muro en las fronteras turcas, ahora con Irán

Con el fin de evitar el ingreso de kurdos y contrabandistas, Turquía comenzó a contruir un muro. Este año, terminó uno similar en la frontera siria para frenar la llegada de refugiados.
El gobernador de la provincia oriental de Agri, Suleyman Elban, informó que el muro comenzó a construirse este martes y explicó que tendrá 144 kilómetros de longitud, dos metros de ancho y tres de altura, según el diario Hurriyet, citado por la agencia de noticias EFE. A lo largo de este año, la construcción de muros y vallas fronterizas se convirtió en una de las políticas de seguridad y migratorias predilectas del presidente Recep Tayyip Erdogan.
El Ministerio de Defensa informó en junio pasado que el gobierno terminó de construir una valla en gran parte de la frontera con Siria para frenar el paso de cientos de miles de refugiados civiles y de combatientes. Turquía es el país vecino que más refugiados de esta guerra ha recibido en los seis años que lleva el conflicto y, además, sirvió de base de entrenamiento para una de las primeras milicias insurgentes, el Ejército Libre Sirio.
En enero pasado, el presidente turco Erdogan había anunciado que, además de la valla con Siria, su gobierno también tiene planes de construir muros en partes de la frontera con Irán y con Irak. En ambos casos, se trata de zonas con una importante concentración de la minoría kurda, una comunidad históricamente perseguida o reprimida por Ankara.

Comentarios

Comentarios