16 diciembre, 2017

Aparecen listas de Tandil con precandidatos que no sabían que habían sido incluidos

En los últimos días comenzó a cobrar fuerza el rumor de que en Tandil había listas de precandidatos para las PASO, que habían sido habilitados por la justicia electoral, aunque muchas de las personas que formaban parte de esas nóminas, no militan en política, ni sabían de esa participación.
La maniobra terminó de confirmarse cuando una precandidata a concejal en primer término por el partido Frente Unión Federal, publicó en su cuenta de Facebook, su indignación al verse involucrada en una candidatura por la que nunca fue consultada, y de la que no sabía nada.
“Increíble. Usaron mi nombre para una lista que ni conozco. Me levanto esta mañana y las radios de Tandil queriendo entrevistarme por mi candidatura. ¡No entendía nada! Usaron mi nombre para armar su lista. Increíble el nivel de corrupción y falta de respeto de los políticos. ¡Me siento triste y enojada!”, escribió ayer Verónica Pridebailo, quien descubrió así que había sido incluida como precandidata a concejal, por la línea interna Frente Unión Federal, del partido homónimo.
Lo curioso es que Frente Unión Federal presentó otras tres líneas internas, con todas las precandidaturas a concejales y consejeros escolares, titulares y suplentes, que aparecen en la página web de la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires, por lo que se presume que han sido habilitadas para participar, aunque el de Pridebailo no sería el único caso de un precandidato incluido en esas listas, sin consentimiento ni conocimiento de la situación.
Este tipo de acciones, tiene que ver con que cada espacio político, habilitado para participar del acto electoral, recibe dinero del Estado para la impresión de las boletas que deberá presentar en el cuarto oscuro.
De esa manera, la sola participación implica la posibilidad de recibir sumas millonarios para muchos partidos, cuyo caudal de votos luego marca su falta de representatividad en el electorado.
Hace algunos días, un escándalo vinculado a este tipo de maniobras, surgió con el caso del partido filonazi Bandera Vecinal, de Alejandro Biondini, que inscribió seis listas para participar de las primarias y de este modo, está en condiciones de recibir alrededor de 20 millones de pesos para la impresión de boletas.
En el caso del Frente Unión Federal, que a nivel nacional muestra las figuras de Ivo Cutzarida y el cumbiero Antonio Ríos, también se vio involucrado en denuncias similares de listas truchas en otras ciudades de la provincia, como el caso de Necochea, donde a último momento aparecieron cinco corrientes internas de ese espacio, lo que resulta llamativo por su escaso nivel de conocimiento e inserción entre el electorado.
Frente Unión Federal es considerado una “pyme” electoral, y hace algunos días la Cámara Nacional Electoral dispuso frenar el pago de 72 millones de pesos a ese espacio, luego de anotarse para competir en las elecciones de la provincia de Buenos Aires con 13 listas para la categoría de diputados nacionales y 13 para la de senadores.
A nivel bonaerense está previsto que a los frentes se le asignen 2.800.000 pesos por cada una de las listas para la impresión de boletas de cara a las PASO, el Frente Unión Federal debía cobrar, con 26 nóminas, 72,8 millones de pesos.
Pero la Cámara Nacional Electoral, en un fallo firmado por los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, ratificó la inhabilitación de ese frente, por lo que no sólo no recibirá este dinero, sino que tampoco podrá competir en las elecciones, aunque no está claro si la medida también se aplicó a niveles municipales, porque sus listas para concejales y consejeros escolares siguen apareciendo en la web de la Junta Electoral.

Comentarios

Comentarios