24 octubre, 2017

Líderes mundiales lamentaron la muerte de Helmut Kohl, padre de la reunificación alemana

La canciller alemana Angela Merkel afirmó que Helmut Kohl, fallecido este viernes, “cambió (su) vida de manera decisiva” por el papel que desempeñó el ex dirigente en la reunificación del país.
Kohl, canciller de Alemania entre 1982 y 1998, fue “una suerte para nosotros los alemanes”, añadió en Roma Merkel, quien creció en la RDA comunista y comenzó su carrera política con la reunificación alemana, en 1990.
Su jefe de gabinete, Peter Altmaier, agregó que los alemanes tienen “una deuda infinita con Helmut Kohl: nuestra libertad, nuestra unidad, nuestra Europa”.
Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, también rindió homenaje Kohl, considerándolo como “un gran europeo” y el “impulsor de Alemania unida y de la amistad franco-alemana”.
“Con Helmut Kohl perdemos a un gran europeo”, reaccionó en Twitter el mandatario, que también dio cuenta de su “emoción” en un comunicado en el que subraya que el ex canciller “fue uno de los grandes hombres de Europa y del mundo libre”
Antonio Guterres, está “muy afectado” por la muerte de Helmut Kohl, quien “era un amigo personal”, declaró el viernes su vocero, Stéphane Dujarric.
Además, los ex presidentes estadounidenses George H.W. Bush y Bill Clinton lamentaron la muerte de Kohl, alabando su papel en la reunificación de Alemania, y con Bush llamándolo “uno de los más grandes líderes de la Europa de posguerra”.
“Helmut Kohl era una roca estable y fuerte”, destacó en un comunicado Bush, quien estaba en el poder (1989-1993) en el momento de la reunificación alemana.
“Helmut odiaba la guerra, pero detestaba aún más al totalitarismo”, señaló.
Y agregó: “Trabajar estrechamente con mi muy buen amigo para ayudar a lograr un final pacífico de la Guerra Fría y la unificación de Alemania dentro de la OTAN seguirá siendo una de las grandes alegrías de mi vida”.
Por su parte, Clinton dijo estar “profundamente entristecido” por la muerte de su “querido amigo”, cuyo “liderazgo visionario preparó Alemania y toda Europa para el siglo XXI”.
Kohl “fue llamado a responder a algunas de las preguntas más monumentales de su época, y al responderlas correctamente hizo posible la reunificación de una Alemania fuerte y próspera y la creación de la Unión Europea”, sostuvo Clinton.
“Nunca olvidaré caminar con él a través de la Puerta de Brandenburgo en 1994 para una gran manifestación en el lado oriental, y viendo esperanza genuina en los ojos de decenas de miles de jóvenes”, añadió.
“Supe en ese momento que Helmut Kohl era el hombre que podía ayudarles a realizar sus sueños. La historia continúa demostrando que él cumplió”, dijo.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, rindió tributo al fallecido ex canciller por ser uno de los artífices del fin de la Guerra Fría y la reunificación germana.
“Tuve la suerte de tratar a Helmut Kohl. Admiraba francamente su sabiduría y capacidad de adoptar decisiones sopesadas y clarividentes incluso en las situaciones más complicadas”, dice el telegrama de condolencias del jefe del Kremlin.
Putin, que envió la misiva a Angela Merkel, aseguró que Kohl “desempeñó un papel crucial en el fin de la Guerra Fría y la reunificación de Alemania”. “En Rusia los recordaremos como un partidario de unas relaciones amistosas entre nuestros países”, agregó.
Además, las instituciones de la Unión Europea (UE) lamentaron se sumaron a la reivindicación de la figura de Kohl, a quien calificaron de “visionario” y “aliado” del proyecto comunitario sin quien el euro “no existiría”.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, transmitió sus condolencias al pueblo alemán y a la familia y amigos de Kohl, a quien “se echará en falta porque él era Europa”.
“Helmut Kohl llenó de vida el proyecto europeo, no solo por construir puentes hacia el este y el oeste, sino también porque nunca dejó de construir mejores perspectivas para el futuro de Europa”, sostuvo Juncker en un comunicado.
Juncker aseguró que Kohl “entendió la importancia económica y política y el inestimable valor de tener una moneda única en el continente” y se mostró convencido de que el euro “no existiría” sin el ex canciller.
“Él nunca olvidó que el proyecto europeo salvó este continente tras las dos guerras mundiales”, añadió.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó en su perfil de la red social Twitter que “siempre” recordará a Kohl, un “amigo y hombre de Estado que ayudó a reunificar Europa”.
Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, se refirió al ex canciller como un “visionario” que luchó por “la reconciliación y la unidad entre los pueblos europeos”.
“Padre de la UE y de la Alemania reunificada. Un adelantado para ver un futuro europeo para su nación”, escribió Tajani en la misma red social.
Helmut Kohl, jefe del Gobierno alemán entre 1982 y 1998, falleció el viernes a los 87 años en su casa de Ludwigshafen. Fue el artífice de la reunificación exitosa de Alemania después del desmembramiento de la Unión Soviética y la caída del Muro de Berlín en 1989.
Sus 16 años de gobierno lo convirtieron en el canciller federal de Alemania que más tiempo ocupó el cargo desde Otto von Bismarck, el arquitecto de otra unificación: la de los estados alemanes a fines del siglo XIX.
Apasionado defensor de la integración europea, Kohl incluso llegó a ser descrito como el líder más influyente de Europa en la segunda mitad del siglo XX.
Sin embargo, el final de su carrera se vio empañado por los problemas económicos en la ex Alemania Oriental y un escándalo de financiamiento de su partido de centro derecha, la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán).
Kohl recibió en 2006 el Premio Carlos V de la Fundación Academia Europea de Yuste en reconocimiento a su defensa de la UE, un galardón que aceptó con un discurso en el que reclamó una mayor determinación de los intelectuales “a la hora de decir un sí claro a la construcción de la casa europea”.

Comentarios

Comentarios