Atenas, más cerca de alcanzar un acuerdo con sus acreedores

Grecia parecía este jueves encaminada a obtener la aprobación de más fondos de ayuda financiera de parte de los demás países de la eurozona.
Dado que el gobierno griego ya adoptó una serie de reformas económicas que se le exigían como condición para desbloquear un nuevo tramo de ayudas como parte de su crédito de rescate, el alivio de deuda era el tema central de la reunión de este jueves de los 19 ministros de Finanzas del euro en Luxemburgo.
En virtud del acuerdo 2015, que concedió a Grecia su tercer rescate financiero desde 2010, los acreedores europeos habían prometido al país no sólo dinero para poder pagar sueldos y evitar su bancarrota, sino también un alivio de deuda, siempre y cuando Atenas redujera su gasto público y reformara su economía.
Para Grecia, el desembolso previsto supondrá poder hacer frente en julio a vencimientos de su deuda por casi 7.000 millones de euros.
Los acreedores europeos y el FMI aún divergen en su posición sobre la sostenibilidad de la deuda helena en los próximos años: la institución de Washington aboga por conceder un mayor alivio de la carga y pide al menos especificar las medidas ya acordadas en 2016, mientras que los europeos se niegan a pactar nuevas acciones e insisten en que las medidas previstas se adoptarán solo al término del rescate y si es necesario.
Pese a años de ajustes desde que Grecia recibió su primer rescate, en 2010, la deuda del país sigue siendo de un 180% de su PBI anual, o de un total de 320.000 millones de euros.

Comentarios

Comentarios