16 diciembre, 2017

El joven estudiante liberado en coma por el régimen de Kim Jong-un llegó a los Estados Unidos

Otto Warmbier, el estadounidense que cumplía una sentencia de 15 años de trabajos forzados en el país comunista, llegó a Cincinnati el martes por la noche tras haber sido puesto en libertad con un delicado estado de salud. En las imágenes se lo vio con el pelo rapado y un respirador.
El estudiante estadounidense Otto Warmbier, quien se supo recientemente está en coma desde hace un año luego de ser condenado en Corea del Norte a 15 años de trabajos forzados acusado de “actividades contra el Estado”, llegó el martes por la noche a su país tras ser liberado.
Un avión militar aterrizó en Cincinnati, ciudad del norte de los Estados Unidos, donde reside su familia, poco antes de las 22:20 (02:00 GMT del miércoles), informó la cadena CBS News.
A su llegada, el joven e 22 años fue derivado al centro médico de la Universidad de Cincinnati, según Fox News.
La liberación, anunciada el martes por el secretario de Estado Rex Tillerson, se registra en un momento de crecientes tensiones entre los Estados Unidos y Pyongyang, y a pocos días de la visita del nuevo presidente de Corea del Sur Moon Jae-In a la Casa Blanca, el 29 y 30 de junio.
“Desgraciadamente, está en coma y nos dijeron que se encontraba en ese estado desde marzo de 2016. Nos enteramos de eso hace solamente una semana”, señalaron el martes sus padres Fred y Cindy Warmbier en un comunicado citado por la cadena CNN. Tillerson no había mencionado el estado de salud del prisionero liberado.
Según el diario Washington Post, Otto Wambier contrajo un tipo de botulismo poco después de su proceso en marzo de 2016 y se le administró un somnífero que le habría provocado el coma. Estaba detenido desde hacía 17 meses.
El negociador estadounidense Bill Richardson, que participó en las negociaciones para la liberación del estudiante, indicó en un comunicado que Corea del Norte “debe explicar en términos claros las causas de su coma”.
Otto Warmbier había sido condenado a 15 años de trabajos forzados por la Corte suprema de Corea del Norte luego de haber admitido el robo de un póster de propaganda política del hotel donde se alojaba en la capital norcoreana en 2016.
El régimen de Kim Jong-un lo acusó de “actividades contra el Estado” y de subversión. Su juicio duró poco menos de una hora.
El estudiante se encontraba en Corea del Norte en el marco de un viaje organizado para el Año Nuevo por la agencia china Young Pioneer Tours y debía de haber regresado a Beijing el 2 de enero de 2016.

Comentarios

Comentarios