Cambio climático: Donald Trump sacará a EE.UU. del acuerdo de París

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene previsto sacar a ese país del acuerdo de París, el mayor convenio multilateral para mitigar los efectos del calentamiento global.
La decisión de Trump pone fin a un largo proceso de deliberación en la Casa Blanca, y, de concretarse, representa una victoria para el ala populista de su gobierno que lidera uno de sus principales asesores, Stephen K. Bannon.
“Voy a anunciar mi decisión sobre el acuerdo de París en los próximos días. ¡Restauremos la Grandeza de Estados Unidos!”, escribió Trump en Twitter.
Trump reitero luego, durante un encuentro en el Salón Oval de la Casa Blanca con el primer Ministro de Vietnam, Nguy?n Xuân Phúc, que “pronto” tomaría una decisión, y que aún escuchaba las dos campanas.
Varios medios informaron ayer que la decisión ya está tomada, luego de que el sitio Axios revelara la noticia. Pero en la Casa Blanca aún terminaban de pulir la letra chica del anuncio, que podría incluir una serie de provisiones que morigeren el impacto de abandonar el acuerdo firmado por 197 países y ratificado por 147. Además, Trump, impredecible, ha cambiado antes decisiones sobre la marcha.
Trump había dicho que el acuerdo de París era “un mal acuerdo” para el país. Al igual que varios de sus funcionarios, Trump ha tenido una postura, cuando menos, ambivalente respecto del cambio climático. En 2012, escribió en Twitter que era un problema “creado” por los chinos para debilitar a la industria estadounidense, pero luego reconoció que el hombre podía tener algún impacto sobre el clima, una conclusión que cuenta con un amplio respaldo científico.
El secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, defendió ayer la lucha por preservar el planeta, y afirmó en un discurso en Nueva York que el cambio climático es “innegable”.
“El cambio climático es innegable e imparable y las soluciones climáticas ofrecen oportunidades que son inigualables”, dijo Guterres.
“Donald Trump ha cometido un error histórico que nuestros nietos mirarán hacia atrás con atónito asombro por cómo un líder mundial puede estar tan divorciado de la realidad y la moralidad”, dijo en un comunicado Michael Brune, director del Sierra Club, una de las organizaciones ambientalistas más importantes de Estados Unidos.

Bajo presión

Trump se reunirá hoy con el secretario de Estado, Rex Tillerson, uno de los funcionarios de su gabinete a favor de permanecer dentro del acuerdo para no perder el lugar en la mesa de negociaciones. Además de Tillerson, su hija, Ivanka Trump, y su yerno, Jared Kushner, también han abogado por preservar el convenio.
“Espero que cambie de opinión y escuche a su hija, que supuestamente es una gran defensora de mantener el rumbo”, dijo ayer el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, una de las voces más activas de Estados Unidos a favor de la lucha por la preservación del medio ambiente.
El sucesor de Bloomberg, el alcalde Bill de Blasio, también le metió presión a Trump. De Blasio renovó el compromiso de Nueva York, que quedó de rodillas hace casi cinco años por la huracán Sandy, con el acuerdo de París.
“El acuerdo de París fue el mayor paso adelante que hemos hecho en muchos años. Es inconcebible que el presidente se aparte de él”, indicó De Blasio.

Comentarios

Comentarios