Israel desclasificó archivos de la Guerra de los Seis Días

Israel desclasificó este jueves miles de documentos, grabaciones y testimonios de sucesos ocurridos durante la Guerra de los Seis Días (1967), que redibujó el mapa de Medio Oriente, y cuyo 50° aniversario se cumplirá el 5 de junio.
La Guerra de los Seis Días enfrentó a Israel con una coalición de estados árabes formada por Egipto, Jordania, Irak y Siria, entre el 5 y el 10 de junio de 1967, fecha en la que Tel Aviv ocupó la Península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán.
La ocupación de esos territorios todavía es el centro del debate y genera tensiones permanentes en el territorio ocupado.
Los documentos, cuya publicación fue autorizada por el Archivo del Estado de Israel, incluyen conversaciones del gabinete de seguridad en las que los ministros acuerdan que la ciudad de Jerusalén, cuya parte palestina fue ocupada, no volverá a ser dividida, informó la emisora Kam.
En la misma conversación, los ministros acordaron que si se firma un tratado de paz, los altos del Golán sirios y la península del Sinaí egipcia podrían ser devueltos.
Según el diario israelí Haaretz, los archivos muestran cómo el gobierno israelí pasó en solo dos días “del miedo a la arrogancia”.
En una conversación mantenida dos días después de iniciado el conflicto, el entonces ministro de Trabajo Yigar Alon propuso anexionar a Israel la Ciudad Vieja de Jerusalén, mientras que el cuarto día se decidió la restauración del barrio judío de la ciudad amurallada, para lo cual se acordó expulsar a los palestinos que viven allí.
Si bien en un primer momento el entonces primer ministro, Levi Eshkol, y el titular de Defensa, Moshe Dayan, advirtieron sobre la posibilidad de “una masacre” y las limitaciones defensivas, solo 48 horas más tarde, tras lograr sorprendentes victorias, Dayan afirmó que “en solo unas horas” sus tropas podrían entrar en Beirut, la capital del Líbano.
Eshkol también se refiere a la posibilidad de transferir a otro país a los palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este tras la ocupación: “Si fuese por nosotros, mandaríamos a todos los árabes a Brasil”, afirmó.
Por su parte, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Aba Eban, advirtió sobre los peligros de ocupar otra población.
“Estamos aquí sentados con dos poblaciones: una que goza de todos los derechos civiles y otra a la que se la niegan. Esta imagen de dos tipos de ciudadanos es difícil de defender, incluso en el contexto especial de la historia judía”, alertó el Eban, según los documentos, que fueron reproducidos por la agencia de noticias EFE.
“El mundo se pondrá de parte de un movimiento de liberación de ese millón y medio rodeados de decenas de millones”, vaticinó el entonces canciller.
El ministro Menajem Beguin, que una década más tarde sería primer ministro, propuso entonces dar a la población ocupada un estatus de residente sin voto durante siete años, en los que Israel debería aumentar la natalidad y la inmigración judía al país.
Los documentos están disponibles en la página del Archivo Nacional: www.archives.gov.il.

Comentarios

Comentarios