19 octubre, 2017

Trump recibirá a Abbas para “alcanzar un acuerdo de paz” entre Palestina e Israel

El presidente estadounidense recibirá el 3 de mayo en la Casa Blanca al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, con quien buscará un acuerdo de paz en la región.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá el 3 de mayo en la Casa Blanca al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, con el que hablará sobre el “objetivo de alcanzar un acuerdo de paz” entre israelíes y palestinos, según dijo este miércoles el vocero norteamericano, Sean Spicer.
“El presidente usará la visita para reafirmar el compromiso de los líderes tanto de Estados Unidos como de la Autoridad Nacional Palestina de negociar y, en último término, concluir un arreglo que terminé con el conflicto entre los palestinos e Israel”, anticipó Spicer en su conferencia de prensa diaria, citada por la agencia de noticias EFE.
La invitación oficial se hizo el 10 de marzo pasado durante su primera llamada telefónica con el líder palestino y se realizará a más de dos meses del primer y único encuentro cara a cara entre Trump y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que fue en Washington el 15 de febrero.
En esa reunión, Trump se desmarcó de la política que mantuvieron sus tres predecesores y en un giro hacia el conflicto israelí-palestino, aseguró que podía “aceptar cualquiera de las dos soluciones: un Estado o dos Estados”.
“Me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos” salidas, dijo Trump entonces, con Netanyahu a su lado.
La ambigüedad de Trump sobre ese punto ha generado preocupación entre los palestinos y los países miembros de la Liga Árabe, que en su última cumbre reaccionaron ante la postura estadounidense y subrayaron su respaldo a la creación del Estado de Palestina.
Otro de los puntos álgidos entre ambos es la promesa de campaña de Trump de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén, ciudad que ambas partes reclaman como capital y que la comunidad internacional reconoce como dividida y disputada.
En enero pasado, Abbas le pidió en una carta a Trump que no cumpla su promesa de mover la embajada porque sería una decisión con “consecuencias desastrosas para el proceso de paz con Israel, la viabilidad de la solución de dos Estados y la estabilidad y seguridad de toda la región”.

Comentarios

Comentarios