Alemania y EEUU chocaron en la OTAN por los gastos en defensa

Washington emplazó a los líderes de la alianza militar a que suban sus gastos de defensa y compartan con Washington el costo de la seguridad común, mientras que Berlíne se negó a reducir los costos de la seguridad a los gastos de defensa.
El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, emplazó este viernes en Bruselas a los líderes de la OTAN a que suban sus gastos de defensa y compartan con Washington el costo de la seguridad común, y chocó con una frontal negativa de Berlín, que se negó a reducir los costos de la seguridad a los gastos de defensa.
En su primera reunión con sus contrapartes de la Alianza desde que asumió el cargo, el mes pasado, Tillerson recordó que Washington está gastando una “cantidad desproporcionada” en defensa en comparación con sus 27 socios.
Los aliados de Washington estaban tan interesados en este encuentro que adelantaron la fecha de su realización para acomodarla a la agenda de Tillerson, quien había dicho que no podría acudir a la reunión prevista originalmente para el 5 y 6 de abril, porque deseaba viajar a Rusia.
La relación entre el nuevo Gobierno estadounidense y la OTAN empeoró después de que el presidente Donald Trump calificara a la alianza de “obsoleta” y criticara a sus aliados por no cumplir los objetivos de gasto, que les piden elevar al 2% del producto bruto de cada uno.
La distribución más equitativa del costo de la defensa común será abordada cuando el presidente Donald Trump se reúna con otros líderes de la alianza el 25 de mayo próximo, durante la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la OTAN, también en la capital belga, agregó el jefe de la diplomacia norteamericana.
Es por eso que tras decir que la OTAN es una “piedra angular para la seguridad trasatlántica”, Tillerson insistió en la necesidad de “hacer el trabajo necesario en los próximos dos meses para garantizar que la reunión de mayo sea un éxito”, es decir para reasignar los gastos.

Comentarios

Comentarios