11 diciembre, 2017

Ratifican la junta de peritos que analiza cómo murió Nisman

La Cámara Federal de Casación Penal convalidó este miércoles la realización de una junta interdisciplinaria de peritos destinada a determinar las circunstancias de la muerte del fiscal Alberto Nisman, al rechazar un recurso de queja planteado por la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino.
La Sala IV de ese cuerpo, integrada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, desestimó el planteo del técnico informático Diego Lagomarsino y convalidó una nueva junta de peritos, en la causa que investiga la muerte del titular de la Unidad Fiscal de Investigación Amia, Alberto Nisman, el 18 de enero del 2015.
De esta forma, el máximo tribunal penal del país confirmó una resolución adoptada a fines de febrero pasado por la Cámara Federal porteña, que también había validado la junta interdisciplinaria ordenada por el juez federal Julián Ercolini -a cargo de este expediente- para intentar determinar si la muerte de Nisman fue un homicidio o un suicidio.
La pericia, que había sido pedida por el fiscal federal Eduardo Taiano y ordenada por el juez Julián Ercolini, continuará entonces tal como se inició el 1 de febrero último, a cargo de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional.
El objetivo de esa junta interdisciplinaria es “especificar cuál es la hipótesis causal de la muerte violenta del doctor Nisman (homicidio o suicidio)”, según el escrito presentado al pedirla por el fiscal Taiano.
Nisman fue encontrado muerto con un balazo en la cabeza el 18 de enero de 2015 en el baño de su departamento en las torres Le Parc, de el barrio porteño de Puerto Madero.
En ese momento, el fiscal hacía pocos días que había denunciado penalmente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al ex canciller Héctor Timerman y otros imputados por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA a raíz de la firma del fallido Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán.
En el marco de este expediente, el técnico informático Diego Lagomarsino, dueño del arma del que salió el disparo que dejó sin vida a Nisman, es el único imputado.

Comentarios

Comentarios