23 noviembre, 2017

Un avión llegó temprano y no estaba el controlador: tuvo que hacer tiempo en el aire

El avión se adelantó a la hora de llegada y el aeropuerto riojano no estaba en servicio. El piloto informó a los pasajeros de la situación.
Un avión de Austral que esta mañana se disponía a aterrizar en el aeropuerto de La Rioja tuvo que permanecer en el aire ocho minutos a la espera de las órdenes del personal de la torre de control, que no respondía a los llamados del piloto.
El vuelo AR2438 de Austral, proveniente de la ciudad de Buenos Aires, tenía prevista la llegada al aeropuerto riojano a las 7:30 hora local (10.30 GMT), pero llegó con poco más de media hora de antelación, por lo que pidió en repetidas ocasiones a los controladores autorización para el aterrizaje sin recibir respuesta.
Un canal de televisión local difundió un audio con el mensaje que transmitió el comandante a los pasajeros antes de aterrizar, en el que se muestra visiblemente enfadado con el personal del aeropuerto, que, a su juicio, debía estar presente una hora antes de la apertura de las pistas para manejar este tipo de imprevistos.
Caen 14 abrevalijas que les robaban a pasajeros de Aerolíneas en Ezeiza
“Hemos estado ocho minutos en la vertical del aeropuerto a la espera de que lo abran, si bien la apertura del aeropuerto es a las 7 de la mañana, el sentido común dice que el personal tiene que estar una hora antes en el aeropuerto y no lo hicieron. Abrieron tres minutos mas tarde”, comentó el piloto. Por su parte, el gerente del área operativa de EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), Esteban Mendoza, aclaró que según la normativa, tiene que estar “15 minutos antes del inicio de prestación de servicio”, indicó. El aeropuerto inicia sus actividades a las 7 am, y deben estar 15 minutos antes. “Pero por más que esté 15 minutos antes, el avión no puede aterrizar 15 minutos antes, porque por normativa se deben verificar los demás servicios de tierra, como bomberos”, informó Mendoza.
El avión llegó al aeropuerto a las 6.55, según relataron los pasajeros, y el piloto tuvo que dar círculos alrededor del aeropuerto durante ocho minutos a la espera de las órdenes de la torre de control, lo que, tal y como expresó en el mensaje a la cabina, supuso un gasto inútil de combustible que se sumó a la “incertidumbre de no saber a qué hora abrirían el aeropuerto”.
“Con toda la vergüenza ajena quería expresarlo para que sepan las condiciones con las que se está volando aquí”, concluyó.
Consultados por Clarín, fuentes del Ministerio de Transporte reconocieron el incidente, pero aseguraron que el tiempo de espera no fue de 8 minutos sino de cinco minutos. “El vuelo llegó con antelación y no habían avisado que iban a llegar antes”, afirmaron.

Comentarios

Comentarios