La oposición contra el intendente de Olavarría y el antecedente de la destitución de Aníbal Ibarra

Los concejales de la oposición quieren que Ezequiel Galli explique el contrato que firmó con la productora que organizó el trágico recital del “Indio” Solari
Hay un número que no cierra luego del trágico show del “Indio” Solari en Olavarría: ¿cuánta gente ingresó realmente a “La Colmena”, el predio rural donde tocó el “Indio” Solari? La habilitación estipulaba hasta 200 mil. El intendente local, Ezequiel Galli, reconoció el descontrol y que la situación se fue de las manos. Otro interrogante: ¿no se pudo prever lo que finalmente sucedió, una marea humana que triplicó en gente a la población que vive de forma permanente en esta localidad del sur bonaerense?
Hubo dos muertos y decenas de heridos durante el recital, y todos los caminos apuntan al músico, a la productora y también a Galli, que ahora deberá explicar ante el Concejo Deliberante el contrato que firmó con la productora En Vivo S.A., por qué se presentó como “fiador” y nexo con los administradores del predio, y también por qué dispuso de recursos de la intendencia para acondicionar el lugar.
“No tengo miedo a ser destituido. Voy a dar las explicaciones que tenga que dar, no tengo nada que esconder”, señaló hoy el jefe comunal en un raid de medios radiales, pero algunos dirigentes de la oposición empezaron a hablar de un “mini Cromañón”, en relación al recital que ofreció la banda Callejeros en 2004 donde murieron más de 190 personas, y cuyo correlato político representó la destitución vía juicio político del entonces jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra.
Julio Frías, uno de los concejales de Olavarría que responden al ex intendente José Eseverri, fue terminante en radio La Red: “A título personal, le atribuyo todas las responsabilidades; es quien habilita, quien fue a buscar el evento, quien ofreció la ciudad y quien presionó para que fuera en Olavarría. Tiene responsabilidad de origen porque habilitó el lugar para una determinada cantidad de gente y no se controló que efectivamente sea esa cantidad de personas. Entonces no puede salir a decir que se desbordó la situación y se salió de las manos”.
En la misma línea se refirió Saúl Bajamon, concejal en representación del partido MILES, de Luis D’Elía. “Se va a pedir explicaciones, el convenio no pasó por el Concejo Deliberante, lo único que hicimos fue declarar a Solari como visitante ilustre. Estamos analizando qué documentación pedirle al intendente para saber cuál es su responsabilidad. Ayer, se sacó el lazo de encima echándole la culpa a la productora”.
En el mencionado contrato, Galli ofrece a Olavarría como “fiador” de la productora que organizó el show, en donde acepta expresamente la obligación de “llevar a cabo las tareas de acondicionamiento del predio, aportando materiales y humanos para la realización del show”. Por la cesión de predio, que no es municipal, En Vivo SA pagó 300.000 pesos, en dos cuotas.
Si la oposición acuerda avanzar con un pedido de juicio político luego de la tragedia y los incidentes que tuvieron lugar -por ejemplo en la terminal de micros local- el intendente no cuenta con mayoría en el Concejo Deliberante: tiene sólo 5 de 20 concejales.

Comentarios

Comentarios