22 octubre, 2017

“Puré de Alejandro”

Mañana a las 21 en el Teatro Bajosuelo de General Rodríguez 457 y durante todos los sábados se pondrá en escena la obra “Puré de Alejandro”, con la dirección de Gustavo Lazarte y las entradas anticipadas pueden adquirirse dos horas antes de la función en el mismo teatro.
Alejandro Urdapilleta. Me desperté pensando en él. En qué diría si viera “Puré de Alejandro”, el unipersonal interpretado por Germán Romero y dirigido por Gustavo Lazarte, que se presenta todos los sábados de marzo en Teatro Bajosuelo. Pero claro, él está muerto. En vida declaraba que no era teatrero, que “no le gustaba estar ahí, mirando”. No se consideraba autor teatral, ni autor de nada. Tampoco se sentía actor. Y si él mismo no podía reconocerse en éstos “rótulos”, ¿qué es lo que hace que sus textos sean leídos, analizados, interpretados y dirigidos por tanta gente?
Quizás haya algo de su figura que nos inquieta. Podría ser el poder descubrir su “ mundo interior” ya que Urdapilleta era un tipo que escribía para conocerse, en una especie de viaje interno, donde podía decir lo que no era correcto, lo que estaba fuera de libreto. No lo tengo claro aún.
Por eso me parece que ir a ver esta obra a Bajosuelo tiene muchas cuestiones interesantes. No es sólo ver la vuelta de un “hijo pródigo de la ciudad” (Germán Romero partió de Tandil unos 20 años atrás para regresar de la mano de Gustavo Lazarte en éste nuevo proyecto), no es sólo por poner en valor a la cultura de los años 80, no es sólo ir para conocer un nuevo espacio cultural. Tiene que ver con el encuentro de cada uno de los espectadores, con algo íntimo y personal, con la poesía desconocida de un “diferente” de la cultura, de alguien que no quería transar con el sistema (aunque por momentos fuera inevitable). Un mundo repleto de olores, sonidos, cuerpos, objetos, de amores, parecido al de todos, pero único e indefinible: el de Alejandro Urdapilleta.

Comentarios

Comentarios