Por más clásicos que recuperen la pasión por el basquet en la ciudad

El rojinegro, jugando a cancha llena, se volvió a quedar con un nuevo clásico tandilense.

La noche del viernes, en el polideportivo Duggan Martignoni, dejó varias conclusiones que invitan a la reflexión no solamente a los dirigentes, clubes y jugadores sino que también a los simpatizantes que, a diferencia del resto de la temporada, acompañaron nuevamente en un gran número al gimnasio ubicado en avenida Avellaneda.
Fue la cuarta edición, en la temporada, del clásico del basquet tandilense en el Provincial de Clubes. Como había sucedido, en los anteriores compromisos, la cancha volvió a estar llena y el evento deportivo estuvo a la altura de la expectativa que se había generado en Tandil.
Independiente y Unión y Progreso volvieron a brindar un intenso juego en donde ambos se jugaban demasiado pensando en el futuro en la competencia. Sus parcialidades, desde las tribunas, alentaron y se comportaron correctamente para que el basquet de la ciudad volviera a contar con una verdadera fiesta.
Este tipo de acontecimientos deportivos vuelven a demostrar que la gente acompaña, aunque lamentablemente el público debería apoyar durante toda la competencia y no en este tipo de situaciones cuando se miden los equipos de la ciudad.
Igualmente, con cuatro clásicos en los últimos cinco meses, los dirigentes de ambas entidades mostraron su satisfacción por las masivas concurrencias que se vieron en las instalaciones rojinegras y de Villa Italia.
El elenco de Nicolás Rusconi finalizó en la segunda ubicación de la tabla general y logró instalarse en los cuartos de final de la competencia. Mientras que los conducidos por Carlos Zulberti finalizaron en la octava ubicación y tendrán que jugar los octavos de final, en un solo partido, el viernes ante Regatas de San Nicolás.
De esta manera, Tandil volvió a demostrar, mediante todos estos clásicos, la vigencia y la pasión que existe en la ciudad por el basquet. Por lo tanto, se necesitan de más clásicos que sigan recuperando la pasión de la gente por este deporte.

Comentarios

Comentarios