19 septiembre, 2017

Infraccionan a Parrilla El Ombú por el derrame de grasa en la vía pública

En la mañana de ayer, se produjo un curioso episodio en la zona de Avenida España, especialmente en la esquina de 9 de Julio, debido a una sustancia viscosa y resbaladiza, que complicó el tránsito, debido a que provocó algunas caídas de motos y deslizamientos de automóviles.

Momentos después, se determinó que se trataba de agua combinada con sustancias como grasa, aceites y detergentes, que ocasionaron esos incidentes y obligaron a la intervención de personal de la Dirección de Servicios, para intentar limpiar las enormes manchas de aceite que los vehículos dejaron por todo el pavimento y constituyeron un verdadero riesgo para quienes circulaban por la zona.
El Director de Servicios, Claudio Fuentes, afirmó que “El Ombú de calle Rodríguez casi España tiró agua con grasa y aceite de la limpieza de la parrilla y provocó un desastre. No damos abasto tirando bolsas de cemento y haciendo la limpieza del lugar”.
La intervención municipal se produjo luego que los vecinos detectaran la sustancia viscosa que comenzó a salir por el desagüe y se acumuló en la esquina de 9 de Julio y España, pero llegó incluso a Alem.
“El problema más grande se produjo en 9 de Julio, porque se acumuló y hubo gente en moto que se cayó y los autos casi que no pueden frenar. Realmente fue un desastre. Incluso tuvo que acudir gente de Bomberos”, detalló Fuentes.
Asimismo, descubierto el origen del problema, personal de la Dirección de Inspección General infraccionó al negocio, propiedad de Fabián Vena y fue notificado de que deberá hacerse cargo de la reparación de los daños ocasionados y los costos de la limpieza de lo producido.
“Los gastos corren por cuenta de él”, explicó el titular del área, Alejandro Ruffa y advirtió luego que el hecho, “no es motivo de una clausura, pero sí de una infracción”.
De acuerdo a lo detallado desde la dependencia municipal, al comercio se le aplicó el artículo 3° de la Ordenanza 2728, que indica que “el arrojo de aguas servidas en la vía pública, en lugares donde existe red cloacal habilitada para el servicio público”, en su inciso b, añade “cuando provinieren de comercios o locales en que se realicen actividades asimilables a las comerciales, con multa del 40 al 400%”.

LA VERSIÓN DE “EL OMBÚ”

Fabián Vena, propietario de la parrilla de calle Rodríguez al 800, aseguró que “el derrame se debió a un accidente, por la rotura de un tambor”.
Según el comerciante, “se rompió uno de los tambores que contenía el líquido, justo cuando lo estaban cargando en un transporte que se dedica al retiro de estos residuos”.
Vena aseguró que “dos veces por semana, desde hace 20 años, se retiran a través de una empresa privada los residuos de grasa y aceite de la limpieza de la parrilla, que son llevados al relleno sanitario en un lugar especialmente dispuesto por el municipio”.
“Se rompió la caja de la camioneta donde estaban cargando y se cae el tambor y ahí se rompe derramando todo el aceite en el cordón”, señaló desmintiendo los dichos de funcionarios municipales.
“Esto quedó constatado por un escribano público y hay testigos” aseguró.
Algunos vecinos indicaron que tras la caída del tambor con grasa, otros comerciantes baldearon las veredas para limpiar la sustancia y el agua escurrió por la cuneta, desde Rodríguez, por España, hasta Alem, aunque el sector más complicado fue la esquina de 9 de Julio, donde hubo que trabajar en la limpieza del lugar y la absorción de la sustancia resbaladiza.

Comentarios

Comentarios