Beijing registró 13.000 casos de contaminación ilegal en 2016

Foto: AFP

Las autoridades de la ciudad de Beijing, una de las capitales más
contaminadas del mundo, trataron 13.127 casos de violación de las leyes
medioambientales en 2016, en su mayor parte debido a emisión de excesiva
polución atmosférica, informó hoy la agencia oficial Xinhua.
Las multas derivadas de estos casos sumaron 150 millones de yuanes (21,8
millones de dólares, 20,5 millones de euros), señaló el medio estatal, que
también informó de otros 5.600 casos en las vecinas provincias de Hebei y
Henan, cuyos problemas de contaminación son aún mayores que los de Beijing.
Buena parte de los casos registrados en Beijing, que son unos 10.000,
fueron vehículos con exceso de emisiones, aunque en ellos las multas fueron
menores, por lo que sólo representaron una pequeña parte del dinero total
recaudado, aproximadamente 1,2 millones de dólares, según consignó la
agencia de noticias EFE.
Por el contrario, sólo 3.000 casos en Beijing correspondieron a fuentes de
contaminación “fijas”, y la mitad de ellos fueron polución atmosférica,
pero la cifra recaudada fue mucho mayor, unos 20 millones de dólares.
En Henan, donde se encuentran muchas de las fábricas de industria pesada y
centrales térmicas que contribuyen al esmog del norte de China, el dinero
recaudado por estas sanciones fue todavía mayor, de más de 60 millones de
dólares, y eso teniendo en cuenta que las estadísticas para esa provincia
no incluyeron el último mes del año.
En Hebei se sancionó a 2.062 personas y 2.505 compañías por negligencia,
vertido o emisión ilegal de sustancias tóxicas y falsa información sobre
contaminación, y se retiraron 430.000 vehículos con excesivos índices de
polución.
En el año 2016 la ciudad de Beijing aumentó las medidas para reducir la
polución, por ejemplo con incentivos para bajar el consumo de carbón,
ordenanzas para reducir el polvo en los sitios de construcción y retirada
de los vehículos más contaminantes.
Ello hizo que fueran menos que en años anteriores los días con altos
niveles de polución en la capital, aunque ello no evitó que se declararan
varias alertas rojas, en las que se redujo a la mitad el tráfico, se
suspendieron las clases en las escuelas y el aeropuerto internacional tuvo
que cancelar vuelos por baja visibilidad.

Comentarios

Comentarios