Hallan segunda caja negra y recuperan cadáveres en zona donde cayó avión ruso

This handout video grab released by Russian Emergency Ministry on December 28, 2016, shows shows a diver looking at a piece of the crashed military plane carrying 92 people, including dozens of members of the Red Army Choir, during searches in the underwater area outside Sochi, in the Black Sea. Russian rescuers working round the clock have found the main black box from the Syria-bound military plane that crashed into the Black Sea with 92 people on board, authorities said on December 27, 2016. The discovery of the black box comes as searchers scramble to recover bodies and remaining debris from the aircraft in an operation involving divers, deepwater machines, helicopters and drones. The Tu-154 jet, whose passengers included more than 60 members of the internationally renowned Red Army Choir, was heading to Russia's military airbase in Syria on December 25 when it went down off the coast of Sochi shortly after take-off from a refuelling stop at the airport. / AFP PHOTO / RUSSIAN EMERGENCY MINISTRY / HO / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / RUSSIAN EMERGENCY MINISTRY" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

Equipos de rescate encontraron hoy la segunda caja negra de avión militar
ruso que se estrelló hace cuatro días en el mar negro cuando iba a Siria
con 92 personas a bordo sin que hubiera supervivientes, informó el
Ministerio de Defensa ruso, que agregó que ya se recuperaron 15 cuerpos y
más de 200 restos humanos.
“Hasta hoy han sido recuperados 15 cuerpos y 239 fragmentos de fallecidos”,
dijo la cartera en un comunicado.
Según Defensa, 13 cuerpos y 168 fragmentos humanos ya han sido
transportados a Moscú al Centro de Medicina Legal para su identificación y
análisis genético.
Además, los equipos de rescate que trabajan por cuarto día consecutivo en
la zona del accidente, recuperaron hoy la segunda “caja negra” del avión,
informó la agencia de noticias EFE.
El registrador principal de parámetros de vuelo fue hallado ayer y los
especialistas comenzaron ayer mismo a trabajar en su lectura.
A bordo de la aeronave siniestrada el domingo pasado, además de sus ocho
tripulantes, viajaban 64 miembros de la agrupación de coro y danza
Alexándrov del Ejército ruso, periodistas, militares, dos funcionarios y la
famosa doctora Elizaveta Glinka, presidenta de una fundación humanitaria.
Los artistas militares viajaban a Siria para ofrecer un concierto de Año
Nuevo en la base área de Hmeimim, donde Rusia tiene desplegada una
agrupación de aviones de guerra que bombardean a grupos rebeldes que
quieren derrocar al gobierno y que han amenazado a Moscú con represalias.
Los primeros datos obtenidos por los peritos aún no han permitido adelantar
una hipótesis prioritaria sobre las causas del accidente, señaló a la
agencia de noticias estatal rusa RIA-Novosti una fuente próxima a la
investigación.
La agencia agregó que la comisión investigadora creada por el gobierno
baraja una serie de posibles causas del siniestro del TU-154: reparación
defectuosa de la aeronave, mal funcionamiento de los flaps, error de
pilotaje, entre otras.
Aunque el principal servicio de seguridad nacional ruso, el Servicio
Federal de Seguridad (FSB) ha descartado que el avión haya sufrido un
atentado, la comisión también evalúa esta hipótesis, agregó RIA-Novosti.
En la búsqueda de los restos de víctimas del accidente y de fragmentos del
avión participan 46 embarcaciones, más de 30 aviones y helicópteros, que ya
han rastreado una superficie de 340 kilómetros cuadrados, informó hoy el
Ministerio para Situaciones de Emergencia ruso.
Una fuente policial citada por la agencia de noticias Interfax señaló que
desde el fondo del mar ha sido subido a la superficie cerca del treinta por
ciento de los restos del avión.
“Los meteorólogos pronostican un empeoramiento del tiempo. Si se levantan
olas, los trabajos serán suspendido”, agregó.

Comentarios

Comentarios