23 septiembre, 2017

La oposición acordó un proyecto único para modificar el Impuesto a las Ganancias

El Frente Renovador, el Peronismo y el kirchnerismo avanzaron en una negociación para lograr la media sanción en Diputados de un proyecto de consenso. Al traspié político, se suma la preocupación del Ejecutivo por el costo fiscal que podría tener la iniciativa
Una de las jugadas que había proyectado el oficialismo para terminar el año con una victoria política podría transformarse en un dolor de cabeza importante para la Casa Rosada. Es que los diputados de la oposición lograron un acuerdo para bloquear la iniciativa impulsada por Cambiemos para actualizar el Impuesto a las Ganancias y darle media sanción a una propuesta de consenso.
Desde las bancadas opositoras adelantaron que hay un principio de entendimiento entre el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y las distintas expresiones del peronismo. Todos juntos -dicen- alcanzarían los votos necesarios para aprobar uno de los cuatro dictámenes que pueden debatirse en la sesión de hoy.
En el oficialismo admiten que será complicado revertir la situación y están preocupados por los alcances de la maniobra opositora. Es que el presidente Mauricio Macri no está dispuesto a ceder ante una propuesta que implique un aumento excesivo del gasto y el déficit fiscal.
La estrategia de la Casa Rosada es sumar el respaldo de la mayoría de los gobernadores. Sucede que Ganancias es un tributo coparticipable que impacta, por ejemplo, en las finanzas de la provincia. Mandatarios como Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Miguel Lifschitz (Santa Fe) salieron expresamente a apoyar el acuerdo que habían sellado con el Gobierno.
En cambio, diputados de Chubut, que responden a Mario Das Neves, ya adelantaron que apoyarán el proyecto de Ganancias que impulsa la oposición. Ayer el gobernador criticó fuertemente al oficialismo: “Hay una mirada hacia la provincia de Buenos Aires y la Pampa Húmeda, en desmedro del resto del país”.
En la oposición, una de las discusiones abiertas es quién se llevará el rédito político. Es que el arco opositor necesita elegir una de las iniciativas que ya fueron presentadas para ponerla en discusión y luego realizar los cambios consensuados sobre tablas.
En el orden del día está previsto que primero se someta a votación el proyecto de Cambiemos. Luego será el turno de discutir el del Frente para la Victoria. En tercer lugar la Cámara de Diputados pondrá sobre tablas la iniciativa del massismo. Y finalmente, si no hay acuerdo, será el turno del texto que impulsa el Frente de Izquierda.
Pero las negociaciones no se centraron únicamente en Diputados. Los exponentes del acuerdo también se reunieron con Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque del FpV-PJ en el Senado, para comunicarle sus intenciones y saber si contaban con el apoyo del bloque. Sucede que una vez aprobado en la Cámara baja, casi no queda margen para introducir modificaciones en el Senado.

Comentarios

Comentarios