16 diciembre, 2017

Damasco solo aceptará una tregua en Alepo si incluye la salida de los rebeldes

El gobierno sirio advirtió hoy, en una muestra de la consolidación de sus
fuerzas en Alepo, que
rechazará cualquier intento de imponer allí un alto el fuego que no incluya
la salida de los rebeldes de la población.
La cancillería de Damasco, en un comunicado publicado por la agencia de
noticias oficial SANA, rechazó “cualquier tentativa de alguna de las partes
para (establecer) un alto el fuego en el este de Alepo, a menos que
garantice la salida de todos los terroristas”.
Aseguró que “Siria no abandonará a los ciudadanos del este de Alepo que son
rehenes de los terroristas y ejercerá todos los esfuerzos posibles para
liberarlos”.
Entre tanto, y desde Moscú, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov,
afirmó hoy que Estados Unidos dilata el comienzo de las consultas
ruso-estadounidenses en Ginebra para la retirada de los insurgentes de la
mitad oriental de Alepo, informó la agencia de noticias EFE.
Moscú endureció súbitamente sus ya duras posiciones ante Occidente después
de un ataque contra un hospital de campaña que ayer costó la vida de dos
médicas rusas y causó graves heridas a un trabajador ruso de sanidad.
Su ministerio de Defensa responsabilizó a Estados Unidos y sus aliados en
Siria de haber proporcionado a los “terroristas” la información necesaria
para bombardear la instalación.
Hoy, Damasco condenó “en los términos más rotundos” el ataque y agregó que
ese centro proporcionaba asistencia sanitaria a los heridos que han sido
víctimas del “terrorismo takfiri”.
“Estos ataques criminales muestran claramente de nuevo la naturaleza
terrorista de los grupos armados que Occidente insiste en describir como
moderados, con lo que es responsable político y legal de esos crímenes al
proporcionar todo tipo de apoyo a los grupos terroristas”, subrayó el
ministerio en el comunicado.
En el mismo sentido, el ministerio sirio agradeció a Moscú y Beijing el uso
del poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU “contra un proyecto
de resolución que habla de una tregua y no garantiza la salida de los
combatientes del este de Alepo, lo que les ofrece la posibilidad de
reagruparse y repetir sus crímenes”.
Anoche, Rusia, con el respaldo de China y Venezuela, vetó por sexta vez una
iniciativa sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU, en este caso
un texto que buscaba una tregua humanitaria de siete días en Alepo.
Desde el 15 de noviembre, Alepo es objetivo de una ofensiva del Ejército
sirio y de sus aliados que pretenden expulsar a los insurgentes de los
distritos del este de la localidad.
El líder del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), general Ahmed Berri,
rechazó hoy una retirada de los rebeldes de Alepo y aseguró que no han
mantenido contactos ni con Rusia ni con EEUU sobre este respecto.

Comentarios

Comentarios